ACCION EJECUTIVA DEL PRESIDENTE OBAMA SOBRE INMIGRACION

Por: Jean Pierre Espinoza
Abogado


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó el 20 de noviembre a las autoridades de inmigración que deporten "a los delincuentes, no a las familias" al hacer uso de su poder ejecutivo para escudar a millones de inmigrantes ilegales. Este es el mayor cambio en el sistema inmigratorio de ese país de las últimas décadas. En un pronunciamiento televisado el presidente Obama presentó los cambios que hará en las leyes inmigratorias sin consentimiento del Congreso, de manera administrativa. "Nuestro sistema migratorio está roto y todo el mundo lo sabe", dijo Obama en su discurso.
Estas son las claves de la acción ejecutiva de Obama:
1. No deportar a familias
Un elemento clave de su plan es el de instruir a las autoridades migratorias para priorizar deportaciones de criminales y sospechosos de terrorismo en vez de padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses y residentes, informaron autoridades de primer nivel de la administración estadounidense.
“Seguirle la pista a millones de migrantes y deportarlos masivamente no es realista, cualquiera que diga eso no está hablando con la verdad, además no somos así los estadounidenses, hay que recordar que la mayoría de los inmigrantes han estado trabajando aquí mucho tiempo, han tenido hijos cuyas esperanzas, sueños y patriotismo nos identifican con ellos”, manifestó el presidente estadounidense.
La medida beneficiará a los padres de niños nacidos en Estados Unidos o que sean residentes legales y que estén en el país (los padres) desde antes del primero de enero de 2010.
Los cambios ofrecerán a aquellos que califiquen la oportunidad de mantenerse temporalmente en el país por tres años, en caso de pasar una serie de investigaciones sobre su pasado, así como que hayan pagado impuestos. Pero no se les ofrecerá un camino hacia una eventual ciudadanía ni podrán aplicar para beneficios federales o programas de salud pública.
Sé que algunos de los críticos de esta acción lo llaman una amnistía. “Bueno, no es. Una amnistía es el sistema de inmigración que tenemos ahora, donde millones de personas viven aquí sin pagar sus impuestos o jugando bajo nuestras reglas, mientras los políticos utilizan el tema para atemorizar a las personas o para tratar de ganar votos en tiempos de elecciones. Eso es una amnistía real, dejando al sistema roto, como está. Una amnistía masiva no sería justa. Una deportación masiva sería imposible y contrario a nuestro espíritu”, dijo Obama.
2. Ampliar la Acción Diferida
Obama también removerá la edad límite de 30 años establecida en un programa conocida como la Acción Diferida (DACA), o Dreamers, que permite a aquellos que están viviendo de manera ilegal en el país desde niños que se queden, ofreciendo un alivio a miles de personas.
Ahora, el programa cubrirá a cualquiera que haya llegado al país antes de 2010 y extenderá una garantía previa de dos años, a una garantía de tres años.
Las autoridades informaron que el cambio mayor en las medias migratorias están dentro de las facultades del poder que ejerce Obama, porque están dirigidas a las autoridades que priorizan que grupos de los 11.4 millones de migrantes ilegales en Estados Unidos, deben ser reportados.
La Acción Diferida no es un camino hacia la ciudadanía. No es un estatus legal. Simplemente por tres años la persona que obtenga este estatus no será prioridad para las autoridades migratorias y podrá obtener un permiso temporal de trabajo y con ello la posibilidad de obtener una licencia de conducir y número de seguro social.
3. Foco: criminales y protección de fronteras
La nueva medida incluirá un esfuerzo que se enfocará a los integrantes de pandillas, sospechosos de terrorismo y criminales.
También se enfocará en inmigrantes indocumentados que han cruzado recientemente hacia Estados Unidos, en un esfuerzo para detener el flujo de la migración ilegal, informaron las autoridades.
Barack Obama criticó, de nuevo, a los republicanos por no aprobar la reforma inmigratoria, pero dejó en claro que está dispuesto a trabajar con ellos en el Congreso para poder trabajar en una reforma inmigratoria.
“Las medidas que estoy tomando no son solo legales, son las acciones que han tomado presidentes republicanos y demócratas en el último siglo, a quienes cuestionan mi autoridad, les tengo una respuesta: aprueben un proyecto, quiero trabajar con ambos partidos, y cuando eso se haga, estas acciones que tomo ya no serán necesarias”.
Los republicanos rechazan el uso de la autoridad ejecutiva de Obama como una manera de aplicar su poder. Las medidas administrativas de Obama están estrictamente apegadas a la ley y tienen un precedente constitucional.
Programa “Consultas Legales” de Prensa Mexicana. Para más información acerca de este tema, comuníquese con el abogado Jean Pierre Espinoza al Tel (863) 808-3909 o visite www.EspinozaLawOffices.com y mencione el Programa de “Consultas Legales”.

Acerca del Autor