Acusan a Hugo Chávez de buscar un “embrollo internacional”.

0
7

Caracas, 22 Sep (Notimex).- El presidente de Venezuela, Hugo

Chávez, busca ser la “superestrella” de los adversarios de Estados

Unidos y con sus insultos a su homólogo George W. Bush intenta crear

un “embrollo internacional”, aseveraron hoy analistas locales.

El ex embajador del gobierno de Chávez ante la Organización de

las Naciones Unidas (ONU), Milos Alcalay, indicó que con su

pretensión de ser “superestrella”, Chávez ocasiona un desequilibrio

que perjudica al país.

“Ese comportamiento del presidente de querer ser una

superestrella es un desequilibrio que no beneficia al país. La

radicalización no tiene fin y le hacen creer que Venezuela es el

centro del mundo”, dijo el diplomático a una radiodifusora local.

El catedrático universitario, Italo Luongo aseguró por su parte

que con sus insultos hacia Bush, en la ONU y en una iglesia bautista

en Nueva York, Chávez “excedió los límites” para eventualmente

provocar un “embrollo internacional”.

“Creo que Chávez estaba buscando un incidente internacional de

graves proporciones, porque Chávez no tiene visa para estar en

Estados Unidos”, afirmó Luongo.

Añadió que “él (Chávez) puede ir a la ONU porque es territorio

internacional y neutro, pero otra cosa totalmente diferente es que

ande por las calles de Nueva York dando discursos, insultando al

presidente de ese país, y haciendo proselitismo político”.

El internacionalista dijo que más bien, las autoridades

neoyorquinas “fueron muy flexibles, pues podrían haberlo deportado”.

Recordó que el gobierno venezolano acusa a la policía de Nueva

York de cortar la luz cuando Chávez hablaba en Harlem, pero afirmó

que más bien, “han sido muy elásticos” en su tratamiento al

mandatario.

“Pudieron haber agarrado a Chávez para llevárselo preso y

deportarlo, porque jurídicamente era ayer un ilegal en las calles de

Nueva York y no tiene inmunidad diplomática, ya que no es un

embajador”, enfatizó.

Alcalay agregó por su parte que cuando “se está burlando en la

forma en que se refiere a los estadunidenses”, sus elementos de

juicio “configuran un desequilibrio”, por parte del jefe del Estado

de la quinta nación productora mundial de crudo.

En un acto público, Chávez calificó la víspera a Bush de

“alcohólico”, “enfermo” y “acomplejado”, después que el miércoles en

la Asamblea General dela ONU lo llamó “diablo” y lo acusó de tratar

de convertirse en el “dictador mundial”.

Luongo añadió que los ataques de Chávez contra su homólogo

estadunidense, lo convirtieron en eventual líder del “movimiento

terrorista” libanés Hezbolá, lo que involucra a Venezuela en una

peligrosa disputa internacional.

El analista dijo que tras el apoyo de Chávez al programa nuclear

de Irán, los venezolanos “estamos sentados sobre un barril de uranio

enriquecido”.