Acusan al gobierno venezolano de dictar un estado de excepción

0
2

Caracas, 23 Jun (Notimex).- La prohibición de manifestaciones en la calle durante la Copa América Venezuela 2007, la cual inicia este martes, representa un “estado de excepción de facto”, pues conculca un derecho constitucional, afirmó hoy el abogado Carlos Vechio.

“Cuando el ministro del Interior (Pedro Carreño) dice que el gobierno prohíbe las protestas durante la Copa América, lo que está dictando es un estado de excepción de facto, porque la protesta es un derecho constitucional”, dijo este sábado el especialista.

Vechio manifestó que “los derechos constitucionales no se pueden limitar, salvo que se dicte un estado de excepción, que tiene reglas para instrumentarse”.

El experto constitucionalista afirmó que el estado de excepción “sólo puede dictarse mediante decreto presidencial y bajo ciertas circunstancias objetivas que estén ocurriendo en el país, como conmoción interna o externa de alarma que amerite la medida”.

Carreño anunció el pasado martes que el gobierno prohibirá las manifestaciones que pongan en riesgo la seguridad de la Copa América, por lo que las marchas que pretendan hacerse en los perímetros de seguridad “no tendrán permiso”.

El funcionario advirtió que los cuerpos de seguridad ciudadana “tendrán que actuar diligentemente para disolver” las posibles marchas, pues “durante esos días vamos a tomar medidas especiales” para cumplir con las normas que establece la FIFA.

La Copa América, que se realiza por primera vez en la historia en Venezuela, iniciará este martes en nueve sedes, entre las que figuran San Cristóbal, Maracaibo, Barinas, Mérida y Caracas, con la participación de selecciones de 12 países del continente.

En el principal torneo de futbol del hemisferio jugarán los representativos de Argentina, Colombia, Brasil, Uruguay, Perú, Bolivia, Ecuador, Chile, Paraguay, México, Estados Unidos, además del anfitrión, Venezuela, divididos en tres llaves.

Vechio consideró que “lo curioso aquí” es que cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordena al Estado resguardar derechos ciudadanos, en el gobierno lo rechazan en nombre de la soberanía del país.

“Como Estado (el gobierno) tiene que garantizar los derechos ciudadanos, antes y durante la protesta o la celebración (pública), la ‘guachafita’ (poca seriedad) que hay aquí con los permisos para manifestar es inaceptable”, sostuvo.

El abogado y dirigente de la asociación civil “Ciudadanía Activa” condenó que permisos al respecto se nieguen a sectores de oposición y sólo se otorgan al oficialismo.

Carreño dijo que el permiso a una manifestación opositora con motivo de la celebración del Día del Periodista el próximo miércoles no puede concederse, aunque comunicadores oficialistas tienen previsto realizar un acto de apoyo al gobierno en la céntrica Plaza Bolívar.

“Exigimos el mismo trato hacia los periodistas del oficialismo y de la oposición a manifestar, ambos grupos tienen a salir de forma pacífica a apoyar o rechazar al gobierno”, subrayó Vechio.