Aumentará la demanda de vivienda por pirámide poblacional en México.

0
9

México, 5 Jun (Notimex).- México registrará una mayor demanda de vivienda en la próxima década, ya que debido a los cambios en la estructura de la pirámide poblacional los jóvenes en edad de formar un hogar serán el sector de más crecimiento, aseguró la especialista Elba Bañuelos Bárcenas.

La académica de la Facultad de Economía de la UNAM expuso que de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo) para 2010 se requerirán en el territorio 30.2 millones de inmuebles; en la actualidad el parque habitacional es de 22 millones.

Al dictar la conferencia “La elección en el tiempo y el crédito a la vivienda” subrayó que se debe buscar que la construcción de hogares impulse la actividad económica del país, que se traduzca en mayores empleos y más utilización de insumos nacionales, que coadyuven al desarrollo regional.

Según un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la experta indicó que para los próximos años se debenedificar por lo menos 700 mil viviendas anuales. Para ello, dijo, “el Estado debe lograr una mejor distribución de la riqueza y el mejoramiento del patrimonio familiar”.

Ante ello, Bañuelos Bárcenas señaló que se debe redefinir el papel que juegan los organismos nacionales de vivienda, así como establecer una política de mediano y largo plazos que coordine las actividades de las instituciones de ese sector y las financieras, al poner especial atención a las familias con ingresos menores.

La economista universitaria comentó que también se debe contemplar el establecimiento de fuentes alternas y complementarias de financiamiento, como el desarrollo del mercado secundario de hipotecas, el cual dotará de liquidez al de crédito primario.

Asimismo, mencionó, es indispensable que el ahorro interno de largo plazo como el generado por los fondos de pensiones se canalice a este ámbito a través de la emisión de valores financieros, lo cual permitirá captar recursos del exterior.

Destacó que es importante fomentar mecanismos de ahorro previo con fines habitacionales, que posibilite el acceso a sistemas con rendimientos reales en los depósitos que pueda cubrir un pago inicial de un crédito hipotecario con la participación de la banca y las Sofoles (Sociedades Financieras de Objeto Limitado).

También es necesario desarrollar un sistema de subsidio para que las familias de bajos ingresos puedan adquirir una vivienda a precios accesibles.

Para ello se debe tomar en cuenta tanto la capacidad económica como el esfuerzo por contar con un ahorro previo, de tal forma que se combine el ingreso familiar y el capital guardado con las magnitudes del apoyo del Estado.