Banderas y cornetas, chinas o mexicanas, invaden celebración patria

0
7

Por Isaí Flores López. Corresponsal.

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 15 Sep (Notimex).- Algunas de origen

japonés, chino o taiwanés, y una que otra mexicana, al fin y al cabo

son banderas, que acompañadas de sombreros y trompetas, ondean por

todo lo alto el espíritu patrio de septiembre.

Con diferente textura, color y material, cientos de

comerciantes, ambulantes en su mayoría, venden banderas, matracas,

muñecos, adornos de papel maché, entre otros artículos, con los

colores verde, blanco y rojo.

La bandera, símbolo de identidad nacional, es el mejor negocio

del mes de septiembre, cuando las calles de la capital chiapaneca son

invadidas por comerciantes.

En los productos, que varían desde tres, hasta 268 pesos, los

comerciantes han encontrado una solución transitoria a su eterna

crisis, pues la temporada les permite sacar “unos pesitos extras”.

Don Pedro García Villarreal, a las afueras de la Catedral de San

Marcos, ofrece sus artículos portando un sombrero de charro de color

verde, blanco y rojo, huaraches de cuero y una flauta.

Admite que es un vendedor ambulante, que en meses anteriores y

posteriores a septiembre, se dedica a la venta de otros productos,

pero bendice a este mes, pues “es el mejor para mí, tengo más

ingresos, gano desde 150 pesos hasta 700 pesos o más diarios”.

En comparación con el año pasado, García Villarreal afirmó a

Notimex que las ventas han aumentado por lo menos 20 por ciento, por

lo que “al final del mes la ganancia será importantísima”.

Comenta que la venta de banderas y adornos patrios es una

carrera contrarreloj, primero porque para el día 1 de septiembre “ya

debes tener todo tu material, tener garantizado su producto, no debes

perder tiempo porque una cosa que te falta es un peso que no

ingresa”.

Por su parte, María Sol López, a las puertas de un banco,

instaló su tienda portátil, donde le compran banderas para adornar

sus casas o colocarlas en el coche.

No se explica el porqué la venta “loca” de las banderas,

“decimos que tenemos mucho amor a la patria y sólo en este mes nos

acordamos de ella, además, se trata de un producto que será utilizado

unos días, pero bueno, es empleo y hay que trabajar”.

Narró que ella se siente parte de los héroes de la

independencia, por el simple hecho de vender banderas, sombreros,

escudos y toda clase de productos que implícitamente recuerdan las

gestas de septiembre.

Los vendedores exhiben sus productos a la par que los edificios

de la capital se iluminan con millares de luces tricolores, mientras

que en la plaza central y otras plazoletas destacan las figuras de

los rostros de los héroes de la independencia, los símbolos patrios y

la campana de Dolores.

Rostros que se iluminarán esta noche cuando el gobernador Pablo

Salazar Mendiguchía de el tradicional “Grito de Independencia”, el

último de su administración, para dar rienda suelta a los festejos y

a la pirotecnia que los llenará de colores.