Califican al congresista Gutiérrez de “campeón de la lucha” de indocumentados

Grupos proinmigrantes y miembros de la comunidad mexicana de Chicago lo vitorearon en acto público

0
3
"/>

Grupos proinmigrantes y miembros de la comunidad mexicana de Chicago (EE.UU.) vitorearon hoy al congresista Luis Gutiérrez como el “campeón de la lucha por los indocumentados”, al celebrar las medidas de alivio migratorio anunciadas esta semana por el presidente, Barack Obama.

Gutiérrez fue el centro de atención de cientos de personas que asistieron hoy a un acto realizado en la secundaria Benito Juárez, situada en el barrio latino Pilsen, donde compartió el escenario con otras autoridades de Illinois que se han destacado en la demanda de una reforma migratoria.

“Gutiérrez, presente, futuro presidente”, corearon los presentes, que portaban carteles de la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) y banderas mexicanas.

“Este es el momento de agradecer y, aunque a muchos les extraña, tengo que agradecer al presidente Obama que me haya invitado a cenar a la Casa Blanca. Esperé durante seis años esa invitación”, dijo el legislador de origen puertorriqueño.

Gutiérrez dijo que acompañó este viernes a Obama en el viaje a Las Vegas en el avión presidencial, y lo recibirá el próximo martes en Chicago “con mucho afecto, porque se lo merece”.

Los detalles de la visita de Obama a su ciudad no han sido todavía revelados, pero se adelantó que se reunirá con un grupo reducido de activistas y familias y luego participará en un acto general con cientos de personas.

En el acto de hoy se lanzó la campaña “Illinois está listo”, para ayudar a las personas que se beneficiarán con el alivio migratorio a preparar la documentación necesaria para registrarse.

Según Gutiérrez, “este es solamente el comienzo, no el fin”, y dijo que, aunque le produce “mucha tristeza” que otros millones no puedan celebrar, prometió no descansar hasta que todos los indocumentados puedan resolver su estatus migratorio.

Destacó que la coalición que se ha formado en Illinois capacitará a miles de voluntarios para ayudar a los indocumentados en puestos que funcionarán en iglesias, bibliotecas, colegios comunitarios, escuelas y centros médicos.

“Tenemos que estar listos para aprovechar al máximo esta oportunidad y para que todos los que califiquen obtengan su permiso de trabajo”, dijo el congresista demócrata, quien advirtió a la comunidad que debe prepararse asimismo para los ataques republicanos.

“Estemos atentos, los enemigos están atacando esta propuesta, nos van a asustar y harán lo posible para que no sea exitosa”, expresó.

Según Gutiérrez, los decretos de Obama no pueden reemplazar la ley y desafió a los republicanos a que aprovechen el control del Congreso a partir de enero para aprobar una reforma migratoria.

“Tendrán 180 días antes de que el primer registrado pueda presentar su solicitud de alivio. Dejen de gemidos y llantos y usen su mayoría para beneficiar a la gente”, señaló.

El senador demócrata Richard Durbin, uno de los impulsores de la reforma migratoria en la Cámara alta, también dijo que la acción ejecutiva de Obama no es el fin de la lucha.

“Queremos más, una reforma migratoria con justicia para los millones que se lo merecen”, dijo el legislador, que dejará de ser el número dos del Senado pero que prometió continuar la lucha desde la minoría.

También el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, aseguró que el Congreso “tiene que finalizar el trabajo iniciado por el presidente”.

Instó además a trabajar duro para aprovechar las oportunidades que se plantean con el alivio migratorio y convertir a Chicago en el estándar de cómo se debe preparar a los indocumentados para que “se registren en números de récord”.

Emanuel, que se encuentra en campaña para la reelección en febrero, fue abucheado por parte de los presentes, que corearon el nombre de su rival latino, Jesús “Chuy” García, presente en la zona de invitados especiales