CNDH solicita medidas de apoyo a integrantes de ‘Caminata del Migrante’

El organismo llamó implementar alojamiento, atención médica y alimentación y que se les otorgue las medidas para garantizar el respeto a sus derechos fundamentales

0
192

Ciudad de México 17/10/2018.-La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó a autoridades federales, estatales y municipales en Chiapas implementar medidas cautelares y humanitarias para la protección y auxilio de los inmigrantes que participan en la ‘Caminata del Migrante’.

De acuerdo al organismo, en la caminata que partió de Honduras con destino a Estados Unidos, se encuentran niños y adolescentes, mujeres embarazadas, adultos mayores, con discapacidad y personas que requieren atención especial.

A través de un comunicado, planteó que de manera coordinada y de acuerdo con sus competencias, cada autoridad emprenda acciones para que en los lugares que se habiliten para el alojamiento se proporcione alimentación, atención médica y psicológica necesarias.

Además, requirió priorizar a los grupos poblacionales mencionados, con pleno respeto a su dignidad y derechos humanos.

En particular, solicitó al Instituto Nacional de Migración (INM) que las acciones de verificación migratoria que practique se lleven a cabo con respeto a los derechos fundamentale.

Además, agregó, que instruya a que, en atención al principio de no devolución, se realicen las acciones correspondientes para que a las personas que pretendan solicitar refugio, les sea respetado ese derecho.

A la Policía Federal, a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Chiapas, a los ediles de Tapachula y Suchiate, les pidió que cualquier actividad que realicen en torno de la ‘Caminata del Migrante’ respeten los derechos de las personas en un contexto de migración y atiendan las particularidades de cada grupo o individuo.

También les solicitó proporcionar la seguridad pública necesaria en los lugares de pernocta y durante la espera de las personas integrantes de la caravana para ser atendidas por la autoridad migratoria.

La CNDH indicó que mantendrá su observación respecto al cumplimiento de las medidas cautelares a favor de estos migrantes, a fin de que les sean respetadas sus garantía individuales.

En tanto, la iglesia católica llamó a las autoridades mexicanas a actuar de manera conjunta para proteger a los integrantes de la caravana, actuando en el marco de las leyes.

El obispo de Cuautitlán, Guillermo Ortiz Mondragón, pidió a las autoridades a procurar una acción conjunta que nos permita acoger y proteger “a nuestros hermanos migrantes, sobre todo cuidar que no caigan en manos de personas que, sin escrúpulos, se aprovechan de ellos de muchas maneras: trata de personas, esclavitud laboral, grandes cuotas para asegurarles llegar a su destino, etcétera”.

Policía Federal refuerza frontera sur

Este miércoles aterrizaron en el aeropuerto de Tapachula, dos aviones de la Policía Federal con alrededor de 250 policías que reforzarán la vigilancia en la frontera con Guatemala.

El comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, en compañía de otros mandos de esa dependencia y del Instituto Nacional de Migración (INM), montaron un operativo de vigilancia en los tres puentes fronterizos ubicados en la zona donde esperan la entrada de los migrantes: Tecún Umán, Talismán y Ciudad Hidalgo.

En entrevista, el funcionario dijo que “se privilegiará (el ingreso) a aquellos que cumplan con todos los requisitos de ingreso (…) y ante esta saturación necesitamos también contar con un dispositivo que salvaguarde la seguridad de todas las personas, que tengamos las condiciones favorables para que la instancia migratoria haga su trabajo”.

Las autoridades mexicanas insisten en que solo cruzarán la frontera de este país quienes cumplan requisitos legales, es decir, demostrar solvencia económica y su intención de que no se quedarán de forma irregular en el país.

Se informó de manera extraoficial que se espera en el transcurso del día la llegada de más uniformados de la Policía Federal. Entre quienes ya arribaron hay especialistas en operaciones tácticas de la División de Fuerzas Federales, quienes están equipados con equipo antimotines.

Castilla Craviotto dijo que su misión es garantizar la seguridad en los cruces migratorios entre Chiapas y Guatemala.

En tanto, las Oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) en Honduras, Guatemala y México, expresaron su preocupación por la situación de inseguridad y la necesidad de protección de las personas que forman parte de la ‘Caravana de Migrantes’.

El organismo humanitario hizo un llamado a los gobiernos de Honduras, Guatemala y México a proteger la integridad y garantizar la seguridad de migrantes y personas sujetas a protección internacional; a brindarles ayuda humanitaria, y a garantizar el respeto a la dignidad y los derechos humanos de las personas migrantes.

Les recordó “el deber de respetar el principio de excepcionalidad del uso de la fuerza y de la detención”.

Por su parte, el gobierno de Chiapas informó que habilitará los siete albergues de migrantes que existen en el estado, para atender a quienes ingresen en la caravana. También la delegación estatal de la Cruz Roja Mexicana dio a conocer que mantiene un operativo para atender, dentro de sus posibilidades, las necesidades de los migrantes, con casas de campaña, colchonetas, medicamentos y algo de alimento.

La caravana salió el pasado 13 de octubre de San Pedro Sula, Honduras, y aumentó de mil caminantes a mil 700 a su paso por Honduras y Guatemala; su caminata generó la molestia del presidente Donald Trump que exigió a ambos países a detenerlos e incluso amenazó con retirar la ayuda estadounidense si no frenan su avance.

Con información de Ángeles Mariscal y Notimex
AGENCIA EL FINANCIERO