Dan último adiós a uno de los policías asesinados en Nueva York

0
6

Decenas de miles de policías y otros dolientes llenaron el sábado una iglesia de Nueva York y sus calles cercanas, en el marco del funeral de uno de los dos agentes que murieron a tiros a manos de un hombre que dijo estar vengando las recientes muertes de afroamericanos desarmados por parte de policías.

Las muertes de Rafael Ramos, de origen puertorriqueño, y su compañero de patrulla Liu Wenjian, de ascendencia china, se han convertido en un punto de encuentro para la Policía y sus simpatizantes en todo el país, asediados por meses de protestas callejeras por las supuestas prácticas racistas de los agentes estadunidenses.

Su marido y su compañero eran parte del excelente cuerpo de policía de Nueva York, y eso no es una frase ociosa”, dijo el vicepresidente estadunidense, Joe Biden, dirigiéndose a la viuda de Ramos, Maritza, delante del ataúd.

Creo que esta gran fuerza de policía de esta ciudad increíblemente diversa puede y va a mostrarle a la nación cómo reducir las diferencias. Lo ha hecho antes y lo hará de nuevo”, sostuvo por su parte el portavoz jefe del departamento de Policía, Stephen Davis.

Las calles cercanas a la iglesia estaban llenas de oficiales vestidos con sus uniformes azules, entre ellos delegaciones de Boston, Atlanta, St. Louis y Nueva Orleans.

El servicio fúnebre realizado en la Iglesia Tabernáculo de Cristo de Queens, el barrio de Ramos, también mostró juntos por primera vez en público al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y a agentes de policía y líderes sindicales, desde que se iniciara una fuerte disputa hace una semana en el hospital donde Ramos y Liu fueron declarados muertos.

Horas después de que Ramos, de 40 años, y Liu, de 32 años, fueran asesinados cuando estaban sentados en su auto de patrulla estacionado en Brooklyn el 20 de diciembre, los agentes de policía ignoraron al alcalde a su llegada al hospital.