“Dejó en orden sus papeles”: viuda de Mario Moreno Ivanova abrirá hoy su testamento

0
43
"/>

Ciudad de México 16/05/2017.-Mario Moreno Ivanova, hijo de “Cantinflas”, falleció este lunes de un infarto fulminante a causa de problema congénito, explicó su viuda Tita Marbez, durante el velorio de su esposo en el Panteón Francés de Legaria de la Ciudad de México.

Tras los escándalos y problemas legales que padeció el único hijo “Mimo de México” por la herencia que dejó su famoso padre, Ivanova no dudo en tener todo en orden y es por ello que este martes será abierto su testamento.

“Dejó en orden sus papeles”, dijo Marbez puntualizando que no habría problemas entre los hijos de su esposo, “porque hay testamento, lo que haya en él es lo que voy hacer, ahora está cerrado pero lo voy abrir mañana si lo quiero”.

Tita Marbez, quien también es directora adjunta de ‘Cantinflas World’, empresa que ambos crearon, advirtió que cumplirá cabalmente con los proyectos y deseos que dejó Moreno Ivanova.

“Lo que el haya escrito en su testamento es lo que voy a hacer. Nada está pendiente, porque la empresa sigue en pie”, dijo su viuda, quien llevaba una excelente relación con Mario pese a que llevaban un año separados.

Al respecto de los problemas legales que vivió el hijo de “Cantinflas”, Tita detalló que no hay demanda alguna por parte de su primo Eduardo Moreno Laparade, pues “los temas legales se acabaron en 2015”.

De igual forma, expresó que los proyectos que Mario Moreno Ivanova dejó pendientes, como la serie de su padre, seguirán su curso, pues ella se hará cargo de eso y de continuar difundiendo el legado de “Cantinflas”.

Tita Marbaez reveló que tras su separación, Mario se fue a vivir a casa de su prima Paty Moreno, lugar donde lo sorprendió la muerte este lunes 15 de mayo.

“Mario murió de un infarto aproximadamente a las 7:30 de la mañana, fue fulminante. Mario traía en el cuello un collar que yo le había dado con una pastilla (nitroglicerina sublingual), no alcanzó abrirla, le hubiera dado cuatro horas más de vida pero fue fulminante”.

Su ahora viuda declaró que la última vez que se vieron en persona fue el viernes pasado, pero a las dos de la mañana del 15 de mayo intercambiaron mensajes por WhatsApp. Lo único raro que ella pudo percibir, fue que el viernes estaba algo hinchado pero señaló que Mario no vio al médico en los últimos días.

“Tenía un padecimiento de nacimiento, que era una válvula que no irrigada bien pero estaba controlado. Él estaba tomando diuréticos, tenía un problema de hipertiroidismo. El servicio médico levantó el acta en donde aparecen todos los medicamentos”.

Las cenizas de Mario Moreno Ivanova descansarán en el Panteón Español, al lado de su hijo Mario Patricio, no podrá reposar junto a “Cantinflas”, pues continúa el proyecto de trasladarlo a la Rotonda de los Hombres Ilustres.
AGENCIA MEXICO