DESCARTAN PRUEBAS DE ADN A “HOOLIGANS” ANTES DEL MUNDIAL

0
8

Berlín, 21 Abr (Notimex).- Los anuncios realizados por Berlín y

Baja Sajonia sobre sus intenciones de exigir la huella genética a los

“hooligans” con antecedentes penales que acudan al Mundial de futbol

que se celebrará este verano en Alemania, no fueron del agrado del

resto de estados federados como medida preventiva.

La polémica fue desatada por un reporte en la televisión

pública, que aseguró que se registraría en ADN de todos los

pertenecientes a ese grupo en Berlín y Baja Sajonia. El ministro de

Interior de ese estado, el democristiano Uwe Schünemann, justificó el

procedimiento como una medida preventiva por su “efecto

intimidatorio”.

La información genética de los hooligans con antecedentes

penales se recogería en ambos estados y se almacenaría en la base de

datos de ADN de la Secretaría Federal contra la Criminalidad en

Wiesbaden.

El responsable en el Parlamento alemán de la protección de

datos, Peter Schaar, advirtió del peligro de que se automaticen y

generalicen estos alistamientos de determinados grupos, y alegó que

no son legales cuando tienen como fondo un gran acontecimiento

deportivo.

El pasado mes de noviembre el Parlamento cambió la legislación

para facilitar considerablemente el uso de ese procedimiento de tomar

la huella dactilar genética, que ya no quedó limitadA, como antes, a

los criminales peligrosos o los delincuentes sexuales.

La nueva ley contempla otro tipo de delitos como susceptibles

de exigir las pruebas de ADN a los detenidos, como en el caso de que

exista peligro de reincidencia y de que un juez lo apruebe.

Schaar, sin embargo, se mostró en contra de la toma colectiva

de ADN y matizó que si existe peligro de reincidencia, la policía

debe analizar con detalle cada caso por separado.

El responsable de protección de datos anunció también que

vigilará y comprobará con detalle, con la ayuda de sus homólogos

responsables del tema en los distintos estados federados, los

procedimientos que se siguen en las pruebas de ADN antes y durante la

Copa Mundial de la FIFA en Alemania.

Tampoco todas las autoridades políticas están de acuerdo con lo

manifestado por Berlín y Baja Sajonia. Como medida preventiva unos

consideraron el procedimiento como “exagerado”, como se manifestó

desde el Ministerio del Interior de Turingia en Erfurt, y otros

aseguraron no tener intenciones de realizar estos test, como el

estado de Renania Pfalz.

Un representante de las autoridades de ese estado en Maguncia

se mostró convencido de que “como prevención es suficiente tener la

identificación policial normal de los hooligans con antecedentes”, es

decir, sus huellas dactilares y fotografías.

Baviera ofrece un caso especial, pues allí los hooligans

acusados de delitos graves ya están obligados desde hace casi medio

año a proporcionar a las autoridades su huella dactilar genética,

desde el cambio legal de noviembre de 2005 que considera a estos

fanáticos de forma idéntica a otro tipo de delincuentes.