Dietas, horas de gimnasio y grandes sacrificios hacen por ser bellas

Lorena Herrera, Maribel Guardia, Galilea Montijo, Roxana Martínez, Cynthia Klitbo y Ninel Conde,

0
76

MEXICO, D.F., agosto 3 (EL UNIVERSAL).- Qué tienen en común Lorena Herrera, Maribel Guardia, Galilea Montijo, Roxana Martínez, Cynthia Klitbo y Ninel Conde, que todas ellas ponen en riesgo su salud con tal de salir bellas y sensuales en las sesiones fotográficas en las que participan, eso sí, sometiéndose a rigurosas dietas.
Los días previos a una sesión fotográfica, Galilea Montijo sólo se alimenta de atún y agua destilada, líquido que presumiblemente seca la grasa y que la hace lucir bien frente a la cámara…
A pesar de que este método la ayudó a lucir espectacular en Maxim y Revista H, gente cercana a la conductora aseguró que por esos días suele andar de muy mal carácter y con cara de pocos amigos, algo que podría parecer inimaginable en la carismática tapatía.
Otra belleza que siempre es requerida para portadas de revistas es Maribel Guardia, quien a sus 51 años es la viva muestra del “querer es poder”, al ser un ejemplo a seguir por una gran parte de las mujeres que anhelan tener su esbelta imagen, la cual ha logrado mantener con base en el ejercicio, la alimentación balanceada y la entrega en todo lo que hace.
Trascendió que la ex Miss Costa Rica procura hacer cuatro horas diarias de ejercicios y sólo come piña y toma té de lechuga, mientras que en el día previo a un sesión acude a algún spa para recibir masajes y para relajar el rostro.
Ninel Conde luce esa bella figura a base de agua destilada, laxantes y diuréticos; además, se ha sometido a diversas operaciones en la zona de los glúteos, cintura, piernas y labios con el milagroso botox… ese es el gran secreto de su belleza… ahora entendemos por qué hace unas semanas fue hospitalizada de urgencia por problemas estomacales.
La bella Lorena Herrera, actriz, modelo y cantante mazatleca de 43 años, es una auténtica adicta al ejercicio y al gimnasio, incluso señala que a altas horas de la madrugada puede estar trabajando en la caminadora.
De la rubia trascendió que dos meses previos a las sesiones fotográficas se somete a una dieta en la que está estrictamente prohibido el alcohol, los carbohidratos y sólo se alimenta de proteínas y té diurético, régimen que acompaña de cinco horas diarias de ejercicios, lo que le ayuda a mantener esas curvas.