Emotivo homenaje a Don Nacho Trelles a sus 97 años de edad

Un legendario del balompié mexicano, lo mejor que el reconocimiento es en vida

0
193

Por sus múltiples logros como entrenador, tanto de clubes como de la Selección Mexicana de futbol, así como por su calidad como ser humano, el legendario Ignacio Trelles Campos recibió hoy un homenaje.

La Universidad Anáhuac fue la encargada de organizar este reconocimiento donde se le entregó la Medalla Anáhuac en Deportes, un diploma, además de que firmó el Libro de Visitantes Distinguidos, en acto realizado en las instalaciones del Campus Interlomas.

El supervisor de fuerzas básicas del equipo Cruz Azul estuvo acompañado por sus hijos, excepto el comentarista de radio y televisión Eduardo Trelles, así como un par de nietas y el director de comunicación social del cuadro celeste.

Durante el acto, el homenajeado escuchó con atención y alegría las palabras que le dedicaron su hija María Eugenia, así como Jaime Durán Lomelí, vicerrector académico de la citada institución estudiantil.

Se recordaron varias anécdotas y momentos claves en la carrera de Don Nacho, como el hecho de que fue en 1925 cuando llegó a la capital del país junto con sus papás y abuelos por una oferta de trabajo para su abuelo y que lo primero que vio en la estación Colonia, del tren (ahora terminal del tren suburbano) fue una cancha de futbol.

Otro dato significativo en la trayectoria del citado personaje fue que a los 14 años inició su andar en el futbol profesional cuando se fue a probar con el Necaxa, pero también un partido en 1948 cuando un portero, de nombre no mencionado, se le lanzó a los pies para evitar un gol y le fracturó tibia y peroné, que truncó su carrera de futbolista.

Conocedor del idioma inglés y con nociones de italiano y portugués, empezó también a capacitarse como árbitro de basquetbol, aunque fue en el balompié donde volcó sus conocimientos y pasión, al grado de dirigir 1083 partidos en Primera División, de los cuales ganó 463, empató 319 y perdió 301 para ser un personaje único en la historia de este deporte.