main@prensamexicana.com | 22-May-2015 | 19:05

Recetas que enferman

Los medicamentos que ofrecen los dependientes de las farmacias pueden ser de dudosa calidad o no ser los que están originalmente preescritos para la enfermedad.

Escrito el 14 feb 2012
Por :
MÉXICO, DF.- Lo barato sale caro. Este dicho popular no podría aplicarse mejor a una práctica común que pone en peligro la salud y que incluso puede ocasionar la muerte: la modificación de las recetas médicas. Muchas personas deciden cambiar los medicamentos que prescribió el médico por fármacos que suponen actúan de igual forma, pero que son más económicos. De acuerdo con Francisco Ibarra, pediatra y alergólogo del Hospital General de Zona y Medicina Familiar 26 del IMSS, una de cada tres recetas son modificadas, ya sea por sugerencia de los dependientes de las farmacias o familiares. Casi todas las personas tienen medicamentos en casa y cuando algún familiar llega con la receta les sugieren cambios. "Los dependientes de la farmacia ofrecen opciones más baratas, que es la primera causa por la que las personas deciden cambiar los medicamentos", indica. Juan Asbun Bojalil, profesor e Investigador de la Escuela Superior de Medicina del IPN, advierte que el problema es que los medicamentos que ofrecen los dependientes de las farmacias pueden ser de dudosa calidad o no ser los que están originalmente preescritos para la enfermedad. "Esto genera que muchas de las enfermedades no se controlen adecuadamente y causa un problema de salud a corto o largo plazo", alerta el también experto en farmacología. En México, agrega Asbun Bojalil, se calcula que entre un 10 y 15 por ciento de los medicamentos tienen fechas de caducidad adulteradas o incluso no reúnen los requisitos mínimos de calidad y se hacen pasar por fármacos de marca. Asbun Bojalil asegura que hasta el 15 por ciento de los pacientes que llegan a servicios de urgencias descompensados por la enfermedad, especialmente los de la tercera edad, hubieran evitado esto tomándose el medicamento y la dosis correcta. Descontrol El especialista Francisco Ibarra, menciona que el problema como tal puede que no sea el medicamento, sino el descontrolde la enfermedad. "El medicamento podría no producir la muerte, pero qué sucede con un paciente diabético, por ejemplo, que aparentemente se está controlando con un medicamento y no está tomando la sustancia adecuada. Puede descontrolarse y presentar condiciones más graves y al final la muerte", dijo. Si un paciente con hipertensión, ejemplifica Ibarra, toma un medicamento caduco, se descontrola y puede presentar complicaciones.
Natalia Vitela
Agencia Reforma

Acerca del Autor