Insta Bélgica a miembros de la ONU a aplicar sanciones contra Irán.

0
12

Bruselas, 26 Mar (Notimex).- El canciller belga Karen De Gucht

instó a todos los Estados miembros de la Organización de las Naciones

Unidas (ONU) a aplicar las sanciones contra Irán dictadas en la

última resolución del Consejo de Seguridad.

“Llamo a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas a que

apliquen las resoluciones concernientes de manera escrupulosa”,

declaró De Gucht en un comunicado, y agregó que “las nuevas sanciones

son proporcionales, graduales, y reversibles”.

Enfatizó que las sanciones “pueden ser ampliadas, si Irán sigue

sin adoptar las distintas resoluciones”, o “pueden ser suspendidas,

si Irán decide cooperar con la comunidad internacional de acuerdo con

las condiciones determinadas por el Consejo de Seguridad”.

El ministro recordó que, como presidente del comité de sanciones

contra Irán del Consejo de Seguridad, corresponde a Bélgica velar por

la correcta aplicación de la resolución 1747, adoptada el pasado

sábado, que está en línea con la 1737 de diciembre de 2006.

En ambas se exige a Irán que suspenda sus actividades

relacionadas con el enriquecimiento de uranio y que colabore con la

Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

Sin embargo, el vocero de la cancillería iraní, Mohammad-Ali

Hosseini, dijo la víspera, según la agencia oficial de noticias IRNA,

que “la resolución es ilegal e injustificable y no corresponde al

marco de las tareas del Consejo de Seguridad”.

Además, el Consejo de Ministros, encabezado por el presidente

Mahmud Ahmadineyad, aprobó una suspensión parcial de la cooperación

con la AIEA, y desde Nueva York el canciller Manouchehr Mottaki

anunció que las sanciones a su país tendrían “consecuencias”.

En tanto, continúa la polémica por el arresto de 15 soldados

británicos por parte de Irán, acusados de entrar en aguas iraníes y

que según Mottaki podrían ser sometidos a juicio, pese a que el

primer ministro británico Anthony Blair asegura que se encontraban en

aguas iraquíes.

La Unión Europea (UE) exigió en un escueto comunicado la

“liberación inmediata” de los militares, y la embajada de Alemania en

Teherán hizo ante el gobierno iraní un planteamiento en el mismo

sentido.