LOCALES: Apoyo para detener deportaciones

0
224

La siempre activa Unidad Latina en Acción juntamente con Connecticut Immigrant Rights Alliance (CIRA) y familiares de detenidos, se hicieron presentes en la Legislatura del Estado de Connecticut el pasado 30 de Marzo, para presenciar el debate e impulsar la aprobación de las modificaciones y mejoras del proyecto de Ley, conocido como “Trust Act/Acta de Confianza: HB7039” que propende a corregir abusos y buscar soluciones equitativas para situaciones de injusticia que sufren inmigrantes detenidos y puestos a disposición de la autoridad migratoria para su deportación.
El proyecto busca desenganchar las agencias locales que vigilan el cumplimiento de las leyes migratorias de las federales, vinculadas por el Acta de Confianza de Connecticut, sancionada en 2013. Las modificaciones han sido propuestas en base a las medidas promulgadas por el Departamento de Policía de East Haven y el Departamento Correccional de Connecticut en respuesta a los reclamos y juicios presentados y las investigaciones iniciadas por el Departamento de Justicia, por el perfil racial y los abusos a los derechos civiles denunciados. La medida además, está en línea con la recomendación del Grupo de Tareas (Task Force) del Presidente Obama respecto de las Normas del Siglo XXI, anunciada a principios de Marzo y que propende a la separación de las agencias federales provinciales y nacionales de inmigración.
Bajo el lema: “No más deportaciones…. Justicia y dignidad para todos!” los manifestantes ingresaron al recinto legislativo para seguir de cerca las argumentaciones.
También, y con el mismo espíritu, visitaron la oficina del Senador Richard Blumenthal. Uno de los miembros de la organización comentó que los oficiales de seguridad intentaron impedir el acceso, con el argumento de que se trataba de un inmueble de propiedad privada. La respuesta de los activistas fue contundente, “Tal vez el edificio es propiedad privada pero no la oficina del Senador, que pertenece al pueblo”. El grupo que se hallaba presente fue invitado a retirarse pero, ante su determinación, personal del staff se acercó a dialogar con aquellos.
Entre las actividades previstas como parte del rally, estaba la “bienvenida de regreso a casa” de Pedro Linares, un padre de tres niños residentes permanentes legales, recientemente liberado de la deportación cuando estaba pronto a ser embarcado para salir del país, gracias a los oficios del Senador Murphy y de cientos de miembros de la comunidad que pidieron a la Casa Blanca y al ICE (Immigration & Customs Enforcement), que anularan el pedido de remoción. También se incluyó el pedido de suspensión del trámite de deportación de Jorge Salcedo, otro padre de familia y veterano del ejército, de Glastonbury.