Prepara Rusia respuesta a sistema de misiles de EU en Europa Central.

0
12

Londres, 11 Abr (Notimex).- Rusia prepara la respuesta al sistema de defensa de misiles que Estados Unidos construirá en Polonia y República Checa, revelaron funcionarios rusos al diario The Guardian, al crecer los temores por la amenaza de otra guerra fría.

Los planes de Rusia fueron revelados por funcionarios del Kremlin, que indicaron que Moscú estima que los radares y las bases interceptoras de misiles estadunidenses sí representan una amenaza directa en su contra, pese a los argumentos de Washington.

“La geografía del despliegue no deja duda de que los principales blancos son las fuerzas nucleares de Rusia y China”, afirmó el general Vladimir Belous, experto en arsenal antibalístico, al asegurar que “las bases de Estados Unidos son una amenaza real”.

Las medidas de respuesta del Kremlin, según funcionarios rusos de defensa, podrían incluir la sofisticación de su arsenal nuclear, el incremento de lanzadores de misiles y el traslado de su flota de submarinos al Polo Norte, donde no son fácilmente detectables.

Además de colocar a los nuevos Silos de Estados Unidos, en Polonia y República Checa, dentro del alcance de los misiles Iskander del enclave de Kaliningrad.

El jefe portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, reveló a The Guardian que Moscú se sintió traicionado por los planes militares estadunidenses en Europa Central, de los que nunca fue informado, pese a que Washington asegura son para defenderse de Corea del Norte.

“Estamos muy preocupados y decepcionados. No fuimos avisados con anticipación de esos planes. Traen un cambio tremendo al balance estratégico de Europa y al balance estratégico del mundo”, señaló Peskov, al indicar que ahora la opción de Moscú en responder.

“Nos sentimos decepcionados. Potencialmente tenemos que crear alternativas a ésto, pero con bajo costo y alta eficiencia”, dijo sin precisar, y limitándose a señalar que cualquier respuesta de Rusia estará dentro “de las tecnologías existentes”.

Señaló que, como parte de sus respuestas a Washington, el presidente ruso Vladimir Putin también ha planeado el diálogo y las negociaciones.

Aunque la administración del presidente estadunidense George W. Bush insiste en que las bases de defensa son para responder a amenazas de Corea del Norte e Irán, tales explicaciones han sido rechazadas no sólo por Rusia, sino también por Alemania.

El anuncio de la construcción de sistemas de defensa de misiles estadunidenses en Europa Central ha elevado las tensiones entre ambos países más que nunca en los últimos 10 años, con Moscú advirtiendo que tales planes podrían generar una guerra fría.

Durante un discurso ofrecido en febrero pasado en Munich, Alemania, Putin acusó a la administración de Bush de buscar “un mundo de un amo, y una soberanía”.

Según Yevgeny Myasnikov, investigador del Centro de Control de Armas de Moscú, el sentimiento de decepción en Rusia se debe a la actuación hegemónica de Estados Unidos luego de 1991, ya que en realidad esperaban formar una sociedad.

“Rusia ha estado muy decepcionado por lo sucedido tras 1991. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se empezó a expandir, y Estados Unidos comenzó a pensar que había ganado la guerra fría. Quisimos una sociedad, pero no sucedió”, estimó.