Reaparece Marín ante medios locales y se defiende del caso Cacho

0
5

.

Puebla, 25 Sep (Notimex).- En su reaparición ante los medios de

comunicación del estado, el gobernador Mario Marín Torres se defendió

del caso Cacho, pues aseguró que tiene la conciencia tranquila y que,

a pesar del escándalo, terminará sus seis años de administración.

Entrevistado en una televisora local, destacó que en la entidad

no se “derramó una sola gota de sangre”, sin embargo la denuncia

provocada por la periodista Lydia Cacho Ribeiro causó un gran

escándalo mediático.

Sentenció que permanecerá hasta el último día en su cargo,

porque así lo eligieron los poblanos.

Destacó que se alejó de los medios de comunicación para evitar

que se afectara al gobierno del estado con el escándalo mediático

iniciado en su contra.

Marín Torres comentó que lo anterior ocurrió a partir de que a

nivel nacional se dio a conocer a una conversación que presuntamente

sostuvo con el empresario Kamel Nacif Borge, conocido como el Rey de

la Mezclilla.

Nacif Borge recientemente se vio incolucrado nuevamente en

grabaciones telefónicas, esta vez con otros políticos del Partido

Revolucionario Institucional (PRI).

Incluso, también se conoció de una llamada en la cual platicó

con un empresario de Tehuacan, Puebla, a quien señaló que era

necesario aportar más para la campaña de Mario Marín Torres al

gobierno del estado, esto a través de la entrega de playeras.

El mandatario poblano recorrió diversos medios de comunicación

en la ciudad concediendo entrevistas, y después sostuvo una breve

conversación con los reporteros de la fuente de gobierno del estado.

Ante los medios, Marin Torres informó que se reunirá con el

presidente de la República, Vicente Fox Quesada, a quien le pedirá

que le entregue recursos pendientes del Fondo para Desastres

Naturales (Fonden) y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes

(SCT).

Agregó que también pactó con el presidente electo, Felipe

Calderón Hinojosa, otro encuentro para presentar algún proyecto y

hablar sobre la gobernabilidad del país, ya que se manifestó

preocupado por el caso de Oaxaca.