Rechazan sindicatos colombianos monto de aumento salarial para 2007.

0
4

Bogotá, 28 Dic (Notimex).- Las organizaciones sindicales de

Colombia expresaron hoy su inconformidad con el monto del salario

mínimo que regirá a partir de 2007, que el gobierno incrementó en

6.32 por ciento en relación al del presente año.

El vicepresidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la

Industria Frutera, Agroindustrial y Pecuario (Sinaltraifru), Albeiro

Franco, dijo a Notimex que “este aumento no puede satisfacer a nadie

porque el poder adquisitivo de los trabajadores es cada vez menor”.

El miércoles pasado, el presidente Alvaro Uribe Vélez decretó un

alza de 6.32 por ciento para el salario mínimo que regirá a partir de

enero próximo, que quedó en 433 mil 700 pesos (unos 197 dólares), lo

cual beneficiará a 4.5 millones de trabajadores.

Franco rechazó el monto del incremento en las remuneraciones y

consideró que “lo más grave es que los trabajadores perdieron la

opción de un aumento del 7.0 por ciento”, por las posiciones

radicales de algunos sectores de las centrales obreras.

La semana pasada, los sindicatos, gremios privados y el gobierno

lograron un preacuerdo para un alza salarial del 7.0 por ciento, pero

las negociaciones se rompieron antes que se concretara el convenio

tripartito.

“Esto afecta no a los dirigentes de las centrales, afecta el

bolsillo de los millones de trabajadores que no están sindicalizados,

esa es la verdad”, subrayó Franco.

Recordó que sólo un cuatro por ciento de la Población

Económicamente Activa (PEA) de Colombia, estimada en 17 millones de

personas, se encuentra sindicalizada.

Franco lamentó que en el seno de las centrales obreras

predominen posiciones de los “años 70, cuando los sindicalistas van

con la consigna `todo o nada”; esto en la actualidad no tiene

sentido, es mejor un buen arreglo que un mal pleito”.

La división que se dio entre las centrales obreras en las

negociaciones del salario mínimo afectará la unidad sindical en

Colombia, advirtió.

“En el movimiento sindical obrero hay sectores que planteamos

cambios de acuerdo a las nuevas realidades sin renunciar a nuestros

principios de defender los derechos de los trabajadores y otros que

se quieren mantener en el radicalismo de los años 70″, insistió.

El presidente de la Central General de Trabajadores (CGT), Julio

Roberto Gómez, también calificó como “injusto” el monto del

incremento al salario mínimo y dijo que los dirigentes sindicales

deben asumir su responsabilidad en este hecho.

Consideró “lamentable” que se haya perdido la posibilidad de

lograr un alza del 7.0 por ciento por consenso entre sindicatos,

gobierno y empresarios.