Si McGregor tuvo una pelea desastrosa, su whisky es peor

Proper Twelve rinde homenaje al atleta irlandés, pero expertos opinan que es imbebible y está destinado a obtener una resaca inquietante y desgarradora

0
78

Ciudad de México 09/10/2018.-Tres días antes de que Conor McGregor ingresara al octágono para enfrentar al campeón invicto de peso ligero del Ultimate Fighting Championship (UFC), Khabib Nurmagomedov, una botella solitaria de whisky de malta individual, un Macallan de 60 años, se vendió en la casa de remates de Bonham en Escocia por una suma récord de 1.1 millones de dólares.

Desafortunadamente, McGregor, que regresa al octágono por primera vez en dos años, descubrió junto con millones de fanáticos de UFC, que sus talentos atléticos no habían evolucionado tanto como ese Macallan de un millón de dólares, o incluso como algunos famosos más económicos: el Mansinthe de Marilyn Manson, por ejemplo, o el Tequila Casamigos de George Clooney, marca adquirida por Diageo por una cifra de mil millones de dólares.

Otras marcas importantes que sobresalen son el Limoncello de Danny Devito, el Vodka Crystal Head de Dan Akroyd, el gin Aviation de Ryan Reynolds, el bourbon Longbranch de Matthew McConaughey, el whisky Heaven’s Door de Bob Dylan; Drake con su whisky Virginia Black American, o incluso el tequila Sauza 901 de Justin Timberlake.

Sin embargo, para resumir el desempeño de McGregor se necesitaba en el mercado una nueva botella de 750 mililitros de licor respaldada por una celebridad: triple destilación, tres años y embotellada en Irlanda para ese propósito. Entonces llegó Proper Twelve, “rindiendo homenaje a donde comenzó todo” para McGregor. ‘Dublin 12’ es el código postal del área de Crumlin en Dublín donde creció el luchador. El ejemplar de la botella dice que es un “verdadero whisky irlandés que es fiel a Irlanda… un saludo apropiado para todos”.

McGregor presentó su nuevo whisky al mismo tiempo que anunció su primera pelea desde que perdió ante Floyd Mayweather. El luchador declaró: “Aprendí los valores de la lealtad y el trabajo duro. Respeto a los otros whiskies irlandeses, pero vengo con fuerza, con pasión y con un propósito. Soy el fundador de esta compañía y lo voy a dar todo”.

El presidente de UFC, Dana White, justo después de firmar un lucrativo acuerdo de seis peleas con McGregor, incluida la UFC 229 del pasado fin de semana, declaró públicamente a TMZ que es posible los pagos de nueve cifras de McGregor sean bajos en comparación con las ganancias que le esperan en la multimillonaria industria de productos bajo la marca de una celebridad.

Dos horas antes de que McGregor se retirara en el cuarto asalto con el brazo de Nurmagomedov envuelto alrededor de su cuello impidiendo cualquier circulación a su cerebro, abrí la botella que Bloomberg había enviado a mi apartamento y comencé a servirla a mis invitados, a quienes pedí que probaran uno a uno.

Todos los ojos se centraron en el primer conejillo de indias cuando se llevó un vaso a los labios; después de la reacción notablemente desagradable al primer sorbo, lo vimos regresar el trago rápidamente a la mesa, luego alejarlo a una distancia segura y advertir que los anunciados “toques de vainilla, dulzura parecida a miel y madera tostada” no ayudaban como para seguir probándolo.

No fue propicio, pero aumentó nuestra expectativa de la próxima prueba. “¿Y bien?” Le pregunté a Earnie Gardner, investigador privado, que prefería mantener la mente abierta. “Prefiero vaciarlo que tomar otra ronda de esa mi… -vil e imbebible”. Otras notas de cata de mi panel informal incluyeron “aguado”, “color obviamente artificial” y “notas de trementina entrelazadas con almizcle de un sauna turco abarrotado y mal mantenido”.

Después del tumulto que surgió en Las Vegas tras la retirada de McGregor, una pregunta profundamente moral rondó la sala: Con una pistola en la cabeza, ¿preferiría adquirir otra botella del completamente olvidable whisky Proper Twelve (34.99 dólares) o gastaría aproximadamente el doble (65 dólares) por el próximo evento de televisión de pago protagonizado por Conor McGregor?

Independientemente de su elección, está destinado a obtener una resaca inquietante, sobrevalorada y desgarradora. Es posible que la sensación de agonía en su cerebro sea similar a cómo se sintió Conor McGregor la mañana después de su derrota. Solo en ese sentido, Proper Twelve ofrece una representación auténtica del impacto de su creador.

AGENCIA EL FINANCIERO