Urgen una política industrial que detenga migración de mexicanos.

0
3

México, 1 Ene (Notimex).- En el país urge una política industrial generadora de empleos que mitigue la migración de mexicanos, quienes han demostrado ser pieza fundamental en las economías estadunidense y canadiense, señaló el investigador Bernardo Olmedo Carranza.

El especialista del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM explicó que “le llamen o no política industrial, los gobiernos de los países ricos tienen proyectos y programas para alentar la manufactura y el sector empresarial pequeño y mediano.

Eso es fundamental, dijo, “es la columna vertebral de sus economías y no se acaba de entender”.

En un comunicado consideró que para lograr la consolidación de la producción nacional es necesario terminar con los monopolios, generar una estrategia de fomento y realizar una reforma educativa a fondo, con el debido fortalecimiento de la universidad pública.

Explicó que la crisis de principios de los años 80 provocó la destrucción de los encadenamientos y a partir de entonces hay todo un proceso de “desindustrialización”. El reto ahora será restablecer el tejido empresarial para recuperar esos nichos.

“Se están exportando ilegalmente mexicanos de gran valor, además se tiene una gran concentración y centralización de las empresas y recursos, uno de los graves problemas de las naciones pobres”, advirtió Bernardo Olmedo.

Sostuvo que la industria manufacturera se ubica fundamentalmente en el Distrito Federal, estado de México, Nuevo León y se han ido agregando ciudades, sobre todo en donde la inversión extranjera es directa, como en Aguascalientes, con la industria automotriz.

Por otro lado expuso que el nicho de los llamados “productos étnicos” y de la “nostalgia” representa un interesante y enorme atractivo para el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas, un rubro rezagado en América Latina y el Caribe.

Entre los primeros destacan los alimentos y bebidas, muebles y artesanías, vestuario y música, e incluso detergentes y jabones propios de la identidad de un país.

Por su parte, los denominados “nostálgicos” están integrados por bienes y servicios que forman parte de los hábitos de consumo, cultura y tradición de los diferentes pueblos y naciones migrantes, quienes por esa situación extrañan estos artículos, los cuales son difíciles de obtener en los nuevos territorios donde se asientan.

En este marco, el economista universitario demandó incentivar la producción y exportación de mercancías y servicios que forman parte de la cultura nacional o de las identidades regionales y locales, que en el país se pierden por efectos de la migración.