Con esta visita de Estado, nuestro país reafirma el reencuentro entre Cuba y México que había tenido un alejamiento en la última década.

Desde 2013, en el marco de la Cumbre de la CELAC, ambos gobiernos acordaron trabajar para volver a ser los pueblos hermanos de siempre.

Como resultado, el diálogo político de alto nivel se restableció, se modernizó el marco jurídico bilateral y ahora, se generan condiciones para que más empresarios mexicanos inviertan en Cuba.

Con este relanzamiento, este reencuentro entre países hermanos, se refrenda el cariño, respeto y admiración que ambos pueblos nos hemos brindado históricamente.